9onzemediterrani

preload

NOTICIAS

NO TE PIERDAS LAS ÚLTIMAS NOVEDADES DEL CLUB

Durante los días 21 y 22  del pasado mes de septiembre, el Club 9Onze Mediterrani realizó un evento de un fin de semana completo por la provincia de Castellón (Valencia). El plan para esta ocasión empezó con el encuentro de todos los participantes para desayunar y repartir el Roadbook con la planificación de lo que les esperaba para los próximos dos días.

El primer grupo de Porsche formado por miembros del Club y amigos venidos desde distintas partes de la comunidad Catalana realizaron una ruta en dirección a Morella, que al mismo tiempo fue el punto de encuentro de los demás participantes venidos de Madrid y Valencia principalmente. Una vez el grupo al completo se juntó en Morella, se realizó una visita turística por la zona amurallada y los distintos puntos emblemáticos de este pintoresco lugar. Más tarde tuvo lugar una comida en el Restaurante El Pastor, donde hubo tiempo para degustar las especialidades de la zona y coger fuerzas antes de seguir con el plan del que les esperaba esa misma noche.

El grupo puso rumbo a Peñiscola  donde les estaban esperando en el Club Mandarina, lugar de sobras conocido por el Club y en el cual ya han celebrado otras fiestas en anteriores ocasiones. Antonio, el gerente y buen amigo de este Club de Porsche les había preparado un suculento menú a modo de degustación, acompañado de música para crear un ambiente nocturno y festivo donde no faltaron los brindis con Champagne en la zona de baile tanto en el interior como en la terraza exterior, que duró hasta altas horas de la madrugada. Algunos de los vehiculos más emblematicos que se juntaron en este evento quedaron expuestos en el paseo marítimo, y que se podian observar desde la terraza del Club Mandarina, entre los cuales hubo una réplica de 911RSR de 1973, hasta  un moderno 992 Carrera Cabrio, un 991 TurboS entre otros modelos de 911 atmosféricos y sobrealimentados.

A la mañana siguiente, los participantes pusieron rumbo a San Carles de la Ràpita para tomar un barco que los llevaría hasta el Musclarium, un Bar-Restaurante flotante donde tuvo lugar un vermú y degustación de marisco en un enclave privado de estilo Chill Out, en el que tampoco faltaron los bailes y el ambiente festivo que siempre acompaña en este tipo de eventos. Al medio día, los participantes se dirigieron a restaurante del Hotel Miami Mar donde tuvo lugar la comida y un sorteo de productos de los patrocinadores y colaboradores de este Club.

Reply comment

X